Amazon crece y amplía negocio en España

La compañía estadounidense de comercio electrónico está adquiriendo un volumen de trabajo bastante considerable en España. El pasado martes 12 de julio tuvo lugar el “Prime Day”, un día especial para los usuarios premium y batió su récord de ventas con 570000 productos en solo 24 horas, lo que supone gestionar 400 pedidos por minuto.

Semejante marca supera el registro del último Black Friday de noviembre. La propia empresa se ha mostrado sorprendida por el comportamiento de los usuarios, que tenían a su alcance ofertas en todos los campos en que comercia Amazon, entre los que destacan principalmente el smartphone Motorola G4, la videoconsola Playstation 4 o el libro electrónico estrella de la marca, el Kindle Paperwhite.

El gigante del e-commerce ya anunció a finales del mes pasado la construcción de un nuevo centro en el Prat de Llobregat (Barcelona). Estas instalaciones tienen prevista su apertura en otoño del año que viene y una superficie de 60000 metros cuadrados para crear hasta 1500 empleos a lo largo de tres años. Ya se comentó en su momento que esta inversión sería beneficiosa tanto para los usuarios de Amazon como para la economía local, ya que permite que los comercios locales accedan a millones de clientes en Europa gracias a la logística de la empresa. Su sistema de gestión de productos permite que los envíos sean especialmente rápidos, en muchas ocasiones a escasas horas después de realizar el pedido. Esa logística que funciona por todo el continente supone que una cuarta parte de los pedidos que salen de las instalaciones de Madrid vayan a parar al extranjero.

Además, esta semana se ha anunciado que la compañía trasladará su sede española al centro de Madrid, en unas instalaciones de 12000 metros cuadrados, ya que el actual emplazamiento situado en Pozuelo de Alarcón no es capaz de funcionar a pleno rendimiento. Ese cambio de sede también implica una mayor contratación de personal, y aspiran a contar con más de mil empleados en un plazo de tres a cinco años. Así mismo, los sesenta ingenieros que trabajan en Azca también se mudarán al nuevo centro.

Las nuevas oficinas se establecerán en el complejo Prado Business Park, situado en el incipiente parque empresarial de Méndez Álvaro, que tiene unos enlaces mucho más rápidos con el centro de la ciudad. Es muy importante para España y para su capital poder acoger a empresas con un volumen de trabajo y negocio como el que genera Amazon. Este sigue siendo un país por el que muchas compañías deciden apostar y parece claro que el consumo continúa en aumento durante los últimos meses. Aunque no se puede afirmar con rotundidad que estemos saliendo de la crisis, lo que sí que es cierto es que aparecen nuevas oportunidades de negocio y previsiones de crecimiento.