Brasil es un socio preferente

Hay países que despuntan y se convierten en opciones muy a tener en cuenta a la hora de hacer negocios o firmar tratados internacionales. Brasil se ha convertido en uno de ellos. En palabras de Antonio Fernández Martos, director general de Comercio e Inversiones de la Secretaría de Estado de Comercio, Brasil es a día de hoy un socio preferente. Hace poco tuvo un encuentro con los líderes de las relaciones económicas entre ambos países y se pusieron sobre la mesa algunas perspectivas de futuro.

El encuentro fue muy celebrado por el alto nivel que se deprendía. Las cuestiones que se trataron fueron varias y de un alto interés por el Ministerio de Economía y Competitividad, que celebró que varios integrantes de la FCEB (Fundación Consejo España Brasil) se reunieran para empezar a elaborar proyectos en común.

La relación entre España y Brasil

La relación entre España y Brasil no ha sido nunca negativa, pero en estos últimos años se ha intensificado bastante. La relación económica se ha vuelto muy intensa y si se miran las cifras de inversión bilateral, podemos ver que son muy altas y que se mantienen año tras año (en este último año fueron más de cuatro mil millones). Esta cifra solo es un motivo más para afirmar que las empresas españolas tienen mucho interés en el mercado brasileño, y también a la inversa.

Según ellos mismo cuentan, estas empresas españolas que se ubican en Brasil se consideran ellas mismas ya como empresas locales, porque no actúan como inversores oportunistas sino que están allí de forma constante y haciendo crecer la economía de ambos países al máximo que se pueda. Uno de los periodos más significativos han sido los duros años de la crisis económica, que nunca se dejó de apostar por ello y de hecho no ha aflojado ahora que estamos en fase de recuperación.

El sector energético, uno de los más importantes

Algunos estados brasileños ven con muy buen ojo esta inversión. Uno de los mercados que está teniendo más repercusión es el energético: las empresas españolas que se dedican a ello y que están invirtiendo allí están teniendo un buen retorno, por lo que no solo es bueno para unos sino que también para ellos.

Brasil es el primer interesado en mantener las buenas relaciones con nuestro país. Ellos están empezando ahora a entrar en una crisis que nosotros parece que ya estamos superando poco a poco, por lo que sirve de ejemplo para ver como se ha gestionado y como se está pudiendo salir adelante. Y una d las claves está precisamente en el comercio exterior, ya que ayuda a equilibrar la balanza ocasionada por la disminución de la demanda interna.

Por último, cabe destacar también –ya más a nivel global- la importancia de las relaciones entre la Unión Europea y MERCOSUR. Las negociaciones ya están encima de la mesa y se trataría de una apuesta vital para ambas agrupaciones, ya que sería una nueva oportunidad de negocio y de intercambio que podría beneficiar a muchos de los países que están integrados.