Brasil, la gran apuesta de las empresas españolas

Brasil, la mayor economía de América Latina (40% del PIB) y la más poblada (192 millones de habitantes) sigue evolucionando positivamente, a pesar de la crisis. Esta evolución ha sido impulsada por el consumo de las familias, el aumento de la masa salarial, el acceso al crédito en un contexto de inflación de bajo control, y principalmente por los acontecimientos tan trascedentes como la organización de los mundiales de fútbol en 2014 y los juegos olímpicos del 2016, que reflejan una situación de estabilidad económica, política y social.

Podemos situar el arranque inversor de España en Brasil, durante el período de 1997-2000, cuando se cerraron las más importantes operaciones y desembarcaron las grandes empresas y bancos, que posicionaron a España como segundo inversor del país detrás de EEUU. Este marco de buenos fundamentos económicos e institucionales, está haciendo que fructifiquen la llegada de innumerables y variadas empresas españolas a Brasil, dada las innumerables oportunidades que abarcan diferentes sectores como turismo, consultoría, ingeniería, construcción, concesiones viales, medio ambiente, energía, banca, seguros, telecomunicaciones, aeronáutico e informática.

 

Destacan los sectores de infraestructuras, que con 57 puertos, 68 aeropuertos, 31.000 km de ferrovías y casi 2 millones de km. de carreteras, ofrecen oportunidades pues necesitan ser mejoradas y ampliadas. De manera similar nos encontramos con el sector de la energía, donde el eléctrico demanda ampliar la oferta para asegurar el crecimiento económico y bienestar social de los brasileños.

 

Sin embargo, existen ciertas trabas que se convierten en problemas para la inversión y los negocios, que generalmente se concentran en la compleja normativa fiscal, laboral y largos trámites burocráticos, como es el caso es el caso de los Visados para desplazar personal y Legalización de Documentos para licitar en Brasil.

 

VISADOS Y LEGALIZACION DE DOCUMENTOS PARA BRASIL

 

Desde la entrada en vigor el pasado 2 de abril de las nuevas reformadas adoptadas en Brasil respecto a la entrada de turistas y trabajadores extranjeros, tanto el Ministerio de Trabajo e Inmigración como la Policía Federal de Brasil, están siendo más estrictos y rigurosos con la documentación a presentar para acreditar la entrada en Brasil como turista, así como para gestionar los correspondientes Visados de Trabajo para trabajadores extranjeros.

 

Asimismo, importantes empresas españolas que están desarrollando proyectos en Brasil han visto como en los últimos meses han sufrido continuas inspecciones de trabajo en sus sedes, unido además con la ola de huelgas que ha habido en Brasil durante el verano en el Ministerio de Trabajo, Ministerio de Exteriores, Policía Federal y Consulados.

 

Actualmente, los tipos de Visados de Trabajo para Brasil son los siguientes:

 

– Visado Técnico Temporario V de 3 meses. Visado específico para la prestación de servicios en carácter de emergencia para misiones de corta duración. El principal requisito es aportar documentación acreditativa de tener una experiencia mínima de 3 años para el puesto de trabajo que va a realizar en Brasil mediante documentos legalizados y no puede recibir ningún tipo de remuneración económica en Brasil. No puede llevar a sus dependientes familiares.

 

– Visado Técnico Temporario V de 12 meses. Visado para la prestación de servicios de asistencia técnica para 12 meses, prorrogables por igual período. No hay vínculo laboral con la empresa brasileña pero puede recibir parte del salario en Brasil, y no sólo del exterior. Puede llevar a sus dependientes, pero estos no pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

 

– Visado Temporario V con contrato de trabajo. Este visado es válido por dos años y posterior transformación en permanente. Se debe formalizar contrato de trabajo entre el trabajador y la empresa de Brasil. Recibe salario en Brasil en reales y también puede recibir una parte del exterior. El requisito fundamental es que debe haber por lo menos dos empleados brasileños en la empresa de Brasil por cada trabajador extranjero al cual se le gestione este visado. Puede llevar a sus dependientes, pero estos no pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

 

– Visado Permanente. Visado destinado a puestos como Administrador, Gerente, director, ejecutivo, con poderes de gestión de la sociedad. El visado es válido por 5 años prorrogables. Recibe salario en Brasil en reales y también puede recibir una parte del exterior. El requisito fundamental es una inversión de la empresa de Brasil de más de 150.000 reales y generar 10 nuevos empleos durante los dos primeros años o una inversión superior a 600.000 reales por Administrador, Gerente o Director. Puede llevar a sus dependientes, y en estos caso sí pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

Además de la gestión del visado, las empresas deben considerar la legalización de todos los documentos necesarios para su gestión, como títulos académicos, cartas de experiencia, certificados de penales, nacimiento y matrimonio, etc.