¿Es difícil conseguir un visado para China?

Hacer turismo en China es uno de los intereses que comparten millones de personas en todo el mundo pero que en ocasiones puede parecer un proceso bastante complejo si se tiene en cuenta que como ocurre en la mayoría de los países, hay un proceso de migración que alcanza un cierto nivel de complejidad. A continuación se mencionan algunos datos generales sobre el proceso de visado para China, para que usted pueda determinar si se trata de procedimiento complejo o no.

Posibles dificultades para obtener un visado para China

Hay que empezar por mencionar que en la mayoría de los casos es necesario disponer de un visado para ingresar a este país, aunque en ocasiones hay determinadas excepciones, en donde se destacan:

  • Estar de tránsito en algunas de las ciudades que lo permiten. Esto es válido por 72 horas.
  • En caso de ir a Shenzhen desde Hong Kong por menos de cinco días o Zhuhai desde Macau por menos de tres días.
  • Ir a Hainan a través de un tour organizado que sea de mínimo cinco personas por un lapso máximo de 15 días.
  • Disponer de un pasaporte de Brunei, Singapur, Japón y quedarse por menos de 15 días.
  • Disponer de un pasaporte de Ecuador, Bahamas, Fiji, Grenada, Seychelles, Mauritius, Tonga o Serbia y quedarse por menos de 30 días.

En relación con el tiempo que se puede tardar en obtener un visado de China, en caso que se disponga de todos los documentos necesarios, tendría que tardar entre dos y cuatro días laborales, en caso que se aplique por el servicio exprés. De todos modos, en ocasiones esta clase de servicio sólo está disponible en algunos países como los Estados Unidos.

Respecto al precio de un visado chino, el valor va a encontrarse en torno a los 30 y 140 dólares, todo de acuerdo con la nacionalidad del solicitante, el tipo de visado que se esté buscando, el número de entradas y el país desde donde se está aplicando.

Más allá de lo anterior, para las personas europeas suele ser bastante económico, mientras que los estadounidenses suelen pagar alrededor de 100 $. Para quienes procedentes de Latinoamérica, los valores varían bastante. Para tener un poco más de claridad, se aconseja consultar por el CVASC vía Internet, para así verificar que se dispone de la información correcta y que se podrá visitar el lugar adecuado desde el país que se está recibiendo, para así recibir todas las instrucciones y poder dar inicio con el proceso para la obtención de la visa.

Finalmente, se destaca que desde el año 2016, en caso que se disponga de uno de los pasaportes permitidos por China, el visado chino se puede obtener directamente por Internet.