El crecimiento de empresas españolas en LATAM

Latinoamérica sigue siendo el destino prioritario para grandes y pequeñas empresas españolas a la hora de internacionalizarse. «El 40% de las empresas españolas confía en que crecerá en el mercado latinoamericano en los próximos tres o cinco años». Entre los diez países preferidos por las empresas para salir al exterior, tres están en América Latina: México, Brasil y Argentina.

El año pasado exportaron 150.000 empresas españolas, aunque sólo el 12% lo hizo por valor de más de 500.000 euros. El dato refleja que la internacionalización de la economía española recae sobre las pymes . Pero para dar este paso hacia el exterior la mayoría de las veces es necesario contar con financiación.

La opción más utilizada es pedir un crédito ad hoc, pero existen otras fórmulas, como la participación en el capital, muy poco utilizada. En los últimos seis meses sólo un 2% de las compañías españolas ha elegido este camino de financiación (la mitad que en Francia o en Alemania).

Sobre este tema se ha debatido en el encuentro Iberoamérica Empresarial, celebrado recientemente.

La entrada de capital como herramienta de financiación ofrece múltiples ventajas a las empresas en fase de internacionalización: «capitalizar permite aumentar el tamaño medio de las empresas y mejora la competitividad, se ha comentado en este encuentro.

El presidente de Cofides defendió la entrada en capital como alternativa al crédito para las empresas que quieren salir al exterior. Este organismo público-privado –está participado por el ICEX, el ICO y entidades como BBVA, Santander y Banco Popular– cuenta con recursos por valor de 2.000 millones de euros y tiene 1.500 millones comprometidos en diversos proyectos.

Cofides gestiona dos fondos por cuenta del Estado, Fiex y FonPyme, diseñados para financiar la salida al exterior de las firmas españolas. Por cada euro que Cofides presta a las empresas, éstas consiguen diez euros más de financiación. Es decir, que el organismo tiene un «efecto arrastre», que permite a las compañías sumar más capital para sus proyectos de internacionalización.