España y Brasil estrechan relaciones tras la cumbre iberoamericana

En su intervención del pasado sábado en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Cádiz, la mandataria de Brasil la Sra. Rousseff destacó las “grandes obras que se están desarrollando en Brasil, en materia de logística y transportes, en la producción y distribución de energía, en la exploración de petróleo y gas, en la red de comunicaciones, además de importantes inversiones en el área social”.

Según la mandataria, esos proyectos “requieren que aseguremos un ambiente económico favorable a las empresas socias”, entre las que citó especialmente “a España, a Portugal y, sobre todo, a los países latinoamericanos”.

Un proyecto que despierta especial interés en los dos países es el de la construcción y operación del tren de alta velocidad entre Río de Janeiro y Sao Paulo, cuyo edicto de convocatoria finalmente se publicará el 26 de este mes, después de varios aplazamientos.

“El tema de las infraestructuras con los proyectos que se harán en Brasil en los próximos años en vías férreas, autopistas, aeropuertos es de mucho interés para nuestras empresas”, explicó el embajador.

Las concesiones ferroviarias, incluida la del tren de alta velocidad pueden llegar a 91.000 millones de reales (unos 43.750 millones de dólares), mientras que el presupuesto para la modernización de carreteras y autopistas asciende a 42.000 millones de reales (unos 20.192 millones de dólares).

Según varios analistas, Brasil también tiene interés en la participación de empresas españolas en estos grandes proyectos porque el modelo ferroviario que quiere implantar es igual al del país europeo, que cuenta con empresas especialistas en esta área como Renfe, Ineco y Talgo, entre otras.

La mandataria manifestó hoy en una rueda de prensa conjunta en Madrid con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que la relación bilateral está en “un momento muy prometedor” y destacó la posibilidad de ampliar y diversificar los flujos comerciales y estimularla participación de las pymes en este proceso.

Muestra de ese dinamismo es el intercambio comercial entre los dos países, que alcanzó los 8.004 millones de dólares el año pasado, con exportaciones brasileñas por 4.705 millones de dólares y de España a Brasil por 3.299 millones de dólares.

Este año, a pesar de la crisis en Europa, el comercio bilateral ha mantenido un ritmo similar y hasta octubre Brasil había exportado a España bienes y servicios por 3.128 millones de dólares, mientras que las exportaciones españolas al gigante suramericano sumaban 2.953 millones de dólares.

Sin embargo, existen ciertas trabas que se convierten en problemas para la inversión y los negocios, que generalmente se concentran en la compleja normativa fiscal, laboral y largos trámites burocráticos, como es el caso de los Visados para desplazar personal y Legalización de Documentos para licitar en Brasil.

VISADOS Y LEGALIZACION DE DOCUMENTOS PARA BRASIL

Desde la entrada en vigor el pasado 2 de abril de las nuevas reformadas adoptadas en Brasil  respecto a la entrada de turistas y trabajadores extranjeros, tanto el Ministerio de Trabajo e Inmigración como la Policía Federal de Brasil, están siendo más estrictos y rigurosos con la documentación a presentar para acreditar la entrada en Brasil como turista, así como para gestionar los correspondientes Visados de Trabajo para trabajadores extranjeros.

Asimismo, importantes empresas españolas que están desarrollando proyectos en Brasil han visto como en los últimos meses han sufrido continuas inspecciones de trabajo en sus sedes, unido además con la ola de huelgas que ha habido en Brasil durante el verano en el Ministerio de Trabajo, Ministerio de Exteriores, Policía Federal y Consulados.

Actualmente, los tipos de Visados de Trabajo para Brasil son los siguientes:

Visado Técnico Temporario V de 3 meses. Visado específico para la prestación de servicios en carácter de emergencia para misiones de corta duración. El principal requisito es aportar documentación acreditativa de tener una experiencia mínima de 3 años para el puesto de trabajo que va a realizar en Brasil mediante documentos legalizados y no puede recibir ningún tipo de remuneración económica en Brasil. No puede llevar a sus dependientes familiares.

Visado Técnico Temporario V de 12 meses. Visado para la prestación de servicios de asistencia técnica para 12 meses, prorrogables por igual período. No hay vínculo laboral con la empresa brasileña pero puede recibir parte del salario en Brasil, y no sólo del exterior. Puede llevar a sus dependientes, pero estos no pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

Visado Temporario V con contrato de trabajo. Este visado es válido por dos años y posterior transformación en permanente. Se debe formalizar contrato de trabajo entre el trabajador y la empresa de Brasil. Recibe salario en Brasil en reales y también puede recibir una parte del exterior. El requisito fundamental es que debe haber por lo menos dos empleados brasileños en la empresa de Brasil por cada trabajador extranjero al cual se le gestione este visado. Puede llevar a sus dependientes, pero estos no pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

Visado Permanente. Visado destinado a puestos como Administrador, Gerente, director, ejecutivo, con poderes de gestión de la sociedad. El visado es válido por 5 años prorrogables. Recibe salario en Brasil en reales y también puede recibir una parte del exterior. El requisito fundamental es una inversión de la empresa de Brasil de más de 150.000 reales y generar 10 nuevos empleos durante los dos primeros años o una inversión superior a 600.000 reales por Administrador, Gerente o Director. Puede llevar a sus dependientes, y en estos caso sí pueden ejercer actividad remunerada en Brasil.

Además de la gestión del visado, las empresas deben considerar la legalización de todos los documentos necesarios para su gestión, como títulos académicos, cartas de experiencia, certificados de penales, nacimiento y matrimonio, etc.