Los mejores países para emprender un negocio

A la hora de iniciar un negocio, debemos tener en cuenta muchas cosas, como por ejemplo la capacidad económica que tenemos, el sector al cual nos queremos dedicar, el tipo de público al cual nos dirigiremos, etc. Pero sin duda, una de las cosas en las que cada vez se fijan más los empresarios es el país en donde inician la aventura.

Antiguamente esto no pasaba: los costes elevados y los trámites necesarios para salir fuera del país lo convertían en algo totalmente fuera de lugar. Nadie –o casi nade- se planteaba salir fuera. Pero en las últimas dos décadas la cosa ha cambiado mucho. No solamente es más fácil sino que en muchos casos es más barato. Hoy en día son muchos los empresarios que optan por ello, igual que también son muchos los trabajadores que buscan ganarse la vida fuera o realizar estancias laborales internacionales.

¿Cuáles son los mejores países para emprender?

Según este artículo, hay varios países que se deben tener en cuenta. Aún así, remarcamos la importancia de no escoger uno solo por las ventajas económicas que se ofrecen, ya que a veces se tiene que tener en cuenta también la cultura, el idioma o la religión que nos encontraremos al llegar allí.

El top ten está encabezado por cuatro grandes países: Nueva Zelanda, Australia, Canadá y Estados Unidos. Algunas características:

  • Nueva Zelanda: es uno de los lugares más baratos, ya que iniciar una empresa cuesta tan solo 100 euros. Los trámites para ello, además, se pueden hacer online.
  • Australia: es un poco más caro que su vecino (pues cuesta unos 300 euros) pero es uno de los más rápidos. En un par de días lo tienes todo a punto.
  • Canadá: lo bueno es que no hace falta pagar ni tener ningún capital mínimo para empezar, pero eso sí: una vez empieces los impuestos son bastante altos y se te llevan prácticamente el 30% de las ganancias.
  • Estados Unidos: la mediana está en seis días y unos 500 euros, aunque aquí el principal problema es entrar, puesto que los visados para trabajo son bastante complicados.

Si comparamos estos resultados con España, la depresión es inminente. En nuestro país se tarda muchísimo en iniciar un negocio (hay casos incluso que meses) y las ventajas fiscales son muy pocas.

Por detrás de los cuatro grandes ya mencionados, los países en donde se puede emprender en buenas condiciones serían:

  • Singapur: el gran mercado asiático puede resultar complicado, pero no si se juega una buena estrategia desde Singapur. La tributación es bastante baja y tienen unas políticas económicas bastante buenas. El nivel económico del país es también muy bueno (PIB per cápita muy elevado) y eso atrae a muchos inversores de todo el mundo.
  • Irlanda: Es uno de los países europeos que mejor lo ponen. Su principal ventaja son los bajos impuestos, que lo convierten en un caramelo para aquellas empresas exteriores que quieren desembarcar en territorio europeo, sobre todo empresas norteamericanas.
  • Dinamarca: aún no ser como Irlanda, Dinamarca también es una buena opción a tener en cuenta, pues tiene una inflación muy baja y poco desempleo, con lo que se demuestra que es una tierra de muchas oportunidades.
  • Francia: aunque tiene algunos puntos a mejorar, la cercanía con España y su buena ubicación la hace estar en este top ten. Además, gracias a su capital se trata del país que recibe cada año más turistas, por lo que no es de extrañar que muchos quieran aprovecharlo.
  • Finlandia: en este caso, también prima la buena ubicación. Finlandia está puesta de tal manera que es una buena entrada a la zona rusa y báltica. Además, todo el mundo sabe que los países nórdicos tienen una muy buena calidad de vida y por lo tanto son muchos también que tienen la mirada puesta allí.
  • Luxemburgo: finalmente hablaremos de este pequeño país. Es el más rico de Europa y no tiene muchos habitantes, por lo que el nivel de vida es bastante elevado. Como punto negativo, decir que dadas las dimensiones del territorio no es fácil poder entrar: sólo es posible si al país le interesa que estés dentro.