Nacionalidad española para sefardies

El Gobierno ha reactivado recientemente la posibilidad de que todos los sefardíes, descendientes de los judíos que fueron expulsados de España en 1492, podrán adquirir la nacionalidad española de forma automática, vivan donde vivan y siempre que acrediten su condición, ya sea por apellidos, idioma, descendencia o vinculación con la cultura y costumbres españolas.

Tramitar nacionalidad española

Los trámites para poder conseguir la nacionalidad por carta de naturaleza se regularán en una nueva instrucción, que han presentado en la Casa Sefarad-Israel los ministros de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y de Exteriores, José Manuel García-Margallo.El nuevo procedimiento legal, según Gallardón, implica un avance sustancial respecto a la reforma del Código Civil de 1982, que ya permitía otorgar la nacionalidad por carta de naturaleza a los sefardíes tras dos años de residencia en España.Ahora se suprimirá este requisito y bastará acreditar la condición de sefardí con un certificado de la Federación de Comunidades Judías, tras lo que los solicitantes, sus cónyuges e hijos menores gozarán de todos los derechos de protección y asistencia consular en España, ha dicho el ministro de Justicia.Posteriormente, podrán inscribirse en el registro previa jura o promesa de fidelidad a la Constitución y al rey de España.Según los datos aportados por Gallardón, hace unos años se cifraban en 250.000 las personas que hablan el judeoespañol, aunque hoy es difícil calcular las “numerosísimas” peticiones de nacionalidad que llegan al Ministerio de Justicia.El ministro de Exteriores y Cooperación, por su parte, ha destacado que con esta medida se pretende agilizar el proceso de concesión de la nacionalidad y ha recordado los vínculos históricos del pueblo judío y musulmán con España.”Nuestras relaciones no se han interrumpido nunca, no se han olvidado nunca, han sido tanto más intensas cuanto más tolerante, dialogante y democrática ha sido España”, ha declarado.Para Gallardón, esta instrucción es la del “reencuentro” y va dirigida a todos “los que han sido injustamente privados de su nacionalidad y han recreado a través del afecto una España que nunca se resignaron a perder y que a partir de ahora es tan suya como nuestra, en lo que al derecho se refiere”.Para determinar qué personas tienen derecho a la nacionalidad española -algo que no resulta siempre fácil- el nuevo procedimiento valorará elementos como los documentos que tengan en su poder, libros o artículos en que se haga referencia a su familia, sus apellidos o los informes de algunos rabinatos y comunidades de judíos que disponen de más datos, como la de España.Muchas comunidades sefardíes han mantenido viva la cultura española, así como la lengua judeoespañola, el ladino, e incluso canciones de sus antepasados.