¿Cómo contratar a un abogado?

¿No ha acudido nunca a un gabinete de abogados? ¿No sabe cómo plantear las cuestiones? ¿Duda sobre si su problema podrá solucionárselo un abogado? No se preocupe porque en este artículo intentaremos sofocar todas aquellas dudas que se le puedan plantear antes de acudir a un profesional de la abogacía.

Claves para la contratación de un abogado

Contratar a un abogado es tan fácil como acudir a un bufete que trabaje el problema o la situación que necesite gestionar, plantearle la cuestión a los abogados, conocer los honorarios del profesional, decidir si le interesa o no trabajar con dicho profesional y firmar la documentación necesaria para llevar a cabo el trámite. Listo.

No obstante, no estaría de más preguntar a personas que hayan o estén pasando por su misma situación para saber cómo lo están solucionando ellos. Además, si alguna vez le ha ocurrido algo y ha acudido a un abogado, reflexiona si, realmente, sería buena idea volver a acudir a él, o no, dependiendo del caso que tengas que tramitar.

Al elegir al colegiado, infórmate de cuánta experiencia tiene en el campo que trabaja. Es importante saber si acaba de empezar, aunque ello no signifique que sea más o menos profesional y resolutivo, simplemente, que su andadura por el sector legal es más corta que otras, pero recuerde que todos los profesionales, incluso los más buenos, han sido jóvenes y han carecido de experiencia en un momento dado. Confíe en ellos en la medida de lo posible.

Acude a tu red de contactos en busca de opiniones, recomendaciones y contactos. Proveernos de la información que un conocido o amistad pueda ofrecernos nos será de ayuda en cualquiera de los casos. Piense, también, que debes confiar plenamente en la persona con la que acaba de entablar una relación contractual y vinculada a su defensa. Es importante que se confíe en él o ella (a ciegas, normalmente) porque, de otra manera, es difícil crear buena comunicación. Recuerde que ha de explicarle tu caso detalladamente sin ocultar ninguna información importante.

Si se tienen un numero determinado de profesionales a los que poder acudir y todos ellos ofrecen sus servicios por un importe similar, lo mejor es hacer la selección en función de si ha sido recomendado y de la experiencia que tenga.

Si su caso es que no conoce a nadie que pueda recomendarte ninguno y tiene que decidir por sí mismo, lo mejor es que pasee por la ciudad donde vive para conocer los bufetes que hay. Normalmente, los más céntricos, los que poseen un local más adecuado a la hora de ser localizado, son los que más le llamarán la atención y a los que tendrá que acudir en busca de información. No dude en entrar al gabinete y entablar una conversación con el profesional introduciéndole su caso. Si puede ayudarle con su situación y se adecua a su presupuesto, felicidades, habrá encontrado al profesional que necesitaba. Si no, siga buscando por su ciudad o por los lugares que le interesen.

No olvide, también, que Internet es la mejor herramienta a la hora de hacer búsquedas tan concretas como, por ejemplo, encontrar un abogado en su ciudad. Existen directorios que podrán ayudarle a saber qué abogados existen y a qué especialidades se dedican. Así, antes de ponerse en contacto con uno, tendrá ya una ligera idea de la experiencia, especialidad y contacto del mismo. Le aconsejamos que tenga en cuenta las grandes ciudades, ya que en ellas suelen encontrarse los mejores profesionales, los que han estudiado en las mejores universidades y, además, siguen formándose continuamente. Esperamos que tenga suerte en su búsqueda.