Problemas con el plan de activacion de expedientes de nacionalidad

El Ministerio de Justicia puso en marcha el año pasado un plan para acabar con el atasco en la gestión de expedientes de nacionalidad por residencia, con alrededor de 400.000 acumulados desde hace dos años y medio, en el están colaborando más de 1.000 registradores para tramitarlos en el plazo de un año. La nacionalidad por residencia es la que se adquiere por haber  residido legalmente y de forma continuada en España durante un determinado periodo de tiempo legalmente establecido.

Para poner en marcha este plan, se firmó un convenio con el Colegio de Registradores dentro del Plan Intensivo de Tramitación para acabar con el atraso que acumula el ministerio en la gestión de estos expedientes de nacionalidad.

El plan contemplaba el traslado de los expedientes de nacionalidad en papel a nuevas dependencias habilitadas al efecto, la digitalización masiva de todos los expedientes y la creación de un sistema de archivo electrónico que permita evitar el colapso de las actuales dependencias.

También establecía desarrollo urgente de la infraestructura tecnológica necesaria para la tramitación electrónica, la creación de una red de comunicación que permita completar los expedientes de nacionalidad con la documentación requerida para su resolución y la adscripción de recursos humanos suficientes para tramitarlos en el plazo de un año.

Hasta la fecha el plan ha estado funcionando correctamente. Se han digitalizado más de 425.000 expedientes y todos los expedientes hasta el 2013 están escaneados.

Sin embargo los expedientes no están siendo resueltos por orden legal, de hecho hay expedientes del 2011 y 2012 resueltos antes que los del 2010.

Asimismo, dentro del proceso de digitalización llevado a cabo y por este descontrol, algunos funcionarios han comentado que se han extraviado muchos documentos de las cajas apiladas que estaban en los registros, y nuevamente están haciendo requerimientos de los documentos extraviados.

También se están formando largas filas en el Ministerio de Justicia y en los Registros Civiles para solicitar cita personal para realizar la comunicación de los procesos de nacionalidad concedidos, lo que está provocando malestar entre los extranjeros, así como entre los funcionarios por el kaos que está provocando. Además, se está creando una alarma porque muchas de las solicitudes de nacionalidad se están denegando por no cumplir alguno de los requisitos como período de residencia legal mínimo exigido.